La depresión afecta a todo el organismo